Inicio
 
 
 
 
Ahora en Argentina también podemos disfrutar de la cocina al aire libre en invierno y verano.
Con una parrilla a gas (barbacoa), todo es más sencillo, calienta en pocos minutos y no necesita la larga espera de la brasa.
 
No larga humo; es fácil y rápida de limpiar; se puede cocinar a distintas temperaturas y la mayoría traen un termómetro incorporado lo que permite controlar la cocción de los alimentos para darles el sabor deseado.

Los distintos modelos y tamaños permiten usar una barbacoa en cualquier jardín, patio o incluso en el balcón de un apartamento.

Una una parrilla a gas no es sólo una barbacoa, es un estilo de vida.
 
No en vano un 77% de los hogares en Estados Unidos tienen una barbacoa.
 
Y este número crece año tras año. No sólo en Norteamérica, sino en el mundo entero.
 
Nuestro país emblemático a la hora de cocinar las carnes (asado), cada vez mas lo van implementando, con excelente aceptación cosechando grandes aplausos a la hora de servir los platos.

Si te gusta pasarla bien en familia y con amigos, una parrilla a gas te va a dar la excusa perfecta.